jueves, 5 de diciembre de 2013

Fraude tras fraude en Atento

El pasado 14 de noviembre Atento comunicó el despido de 51 trabajadorxs, sí ¡¡51!!, del servicio de CAC PYMES del centro de Ilustración, centro en crecimiento según la revista corporativa NO-DO de Atento, en la que nunca aparecerá esta noticia, porque ahí sólo caben las sonrisas y no hay lugar para las lágrimas de rabia e impotencia de nuestrxs compañerxs, porque fueron ellxs quienes pusieron en marcha este servicio con su esfuerzo y una gran carga de estrés desde noviembre de 2011. Entre las despedidas hay mujeres embarazadas, en baja por maternidad y víctimas de violencia de género, porque Atento “pone el corazón en todo lo que hace” como declara la citada revista.

La empresa declaró que era un fin de obra y, por lo tanto, les correspondía una indemnización de 8 días por año trabajado, pero tras reunirse con el comité de empresa, y donde la CGT expuso que no iba a quedar sin respuesta tal abuso, Atento planteó a los trabajadorxs 2 opciones: una indemnización de 20 días por año trabajado y una bolsa de empleo para dentro de 6 meses sin ninguna garantía de contratación por parte de la empresa o una indemnización de 45/33 días (la indemnización prevista para los despidos improcedentes) y sin bolsa de empleo.

Los trabajadorxs optaron en una gran mayoría por la 2ª opción, porque consideraban que era lo que les correspondía y porque conocían el fiasco de anteriores bolsas de empleo como la de REPSOL, en la que en las ofertas de trabajo se pedía conocimiento de euskera o portugués, para poder saltarse el acuerdo.

CGT mantiene que las indemnizaciones de 45/33 días son un parche de la empresa para evitar las demandas judiciales masivas de lxs trabajadorxs despedidxs. El problema de fondo son las novaciones y los fines de obra fraudulentos. Porque Atento ha cometido irregularidades al realizar las Novaciones de Autónomos y de PYMES, en obras que dice haber acabado pero siguen existiendo con otro nombre. Ningunx hemos dejado de realizar las mismas funciones aunque nos hayan novado, este es el fraude. 

Recientemente unxs compañerxs de Aluche con unas novaciones y un fin de obra también fraudulentos fueron echados a la calle con una indemnización de 8 días por año trabajado. Nuestro objetivo es acabar con estas prácticas fraudulentas. 

Hoy podemos decir que la crisis que no hemos generado, la estamos sufriendo en una doble vertiente. La estrictamente  jurídica con la Reforma Laboral impuesta el año pasado y con otra que nos viene encima y que recortará mas nuestros derechos, y la provocada por las cada vez mas continuas maniobras ilegales que la empresa realiza destruyendo empleo y enviando cada vez mas compañerxs a la calle. 



Compañerxs, hay vida después de Atento. ¡SALUD Y SUERTE!