miércoles, 27 de noviembre de 2013

30 de noviembre: manifestación estatal en defensa del ferrocarril público

En el calendario de movilizaciones en defensa del ferrocarril público, de las condiciones laborales en  el sector y del futuro de nuestros empleos, que estamos llevando a cabo conjuntamente CGT y SF, se  había acordado una manifestación estatal, prevista en un principio para el próximo 23 de noviembre.

Para CGT, la defensa del ferrocarril público no es una lucha exclusiva de los trabajadores y trabajadoras ferroviarios; es una pelea en la que deben tomar parte activa todos los sectores de la sociedad, puesto que es el servicio público lo que se defiende. En este sentido, siempre hemos llevado al conjunto de la sociedad nuestros planteamientos, y no es la primera vez que nos movilizamos conjuntamente con usuarios y colectivos sociales contra la fragmentación y la privatización, en defensa de un servicio público y seguro, accesible, medioambientalmente sostenible, de un ferrocarril de tod@s y para tod@s.

Dentro de las empresas públicas ferroviarias no nos hemos cansado de llamar a la unidad de acción, a la participación de todos los Sindicatos, en un ejercicio coherente de la responsabilidad de todas y de cada una de las organizaciones que deberían estar defendiendo los intereses de los trabajadores y trabajadoras del ferrocarril, particularmente ante una situación tan crítica como la actual.

No solo nos hemos encontrado con la más absoluta falta de respuesta, sino que ni siquiera se dignan informar a los trabajador@s de las reuniones que están manteniendo con el Ministerio. Y para colmo, desde la Cumbre Social UGT y CCOO han decidido boicotear la Manifestación, haciendo coincidir otra en fecha y hora, en un claro intento de distorsionar y crear confusión.

Puesto que entendemos que lo fundamental es que tanto los trabajadores y trabajadoras ferroviarias, como la sociedad dispuesta a defender su ferrocarril, puedan manifestar públicamente su oposición al desmantelamiento y la privatización de lo que es de tod@s, hemos acordado posponer la Manifestación al 30 de noviembre.

De este modo, además de evitar una polémica que no tiene sentido, damos una nueva oportunidad a quienes deberían estar dando la cara en lugar de andar escondiéndose, buscando excusas increíbles y tratando de desmovilizar, para que puedan participar en la Manifestación estatal y empezar a movilizarse en defensa del ferrocarril público y el futuro del empleo.