miércoles, 24 de diciembre de 2014

CCOO-UGT y Atento quieren darnos las "Navidades"

El pasado día 4 de diciembre los sindicatos demandantes (CGT, STC, USO, CIG) conseguimos firmar el acuerdo con la empresa y los sindicatos demandados (CCOO-UGT-FASGA) donde se reconocía la improcedencia del ERE y garantizaba la readmisión en las mismas condiciones a quienes querían reincorporarse y dejaba a los que no querían su reincorporación en la misma situación que tras el despido.

A partir de este día, hemos tenido constancia de errores en la elaboración de los listados, cuestión que ya se expuso antes de la firma de dicho acuerdo, anticipándonos a una posible subsanación de los listados de readmitidxs y no readmitidxs. Este procedimiento no es más que comunicar a la Audiencia Nacional el nombre y apellidos de las personas que estando en la lista de readmitidxs pasan a la lista de los no readmitidxs y viceversa, con la autorización de la empresa y firma de todos los sindicatos firmantes del
acuerdo.

La empresa ha tenido y tiene constancia de los errores indicados antes de que la Audiencia Nacional validara el acuerdo. Desde CGT, STC y USO se instó a la empresa a la subsanación de los errores localizados. Ayer día 22 de diciembre, ante la insistencia por nuestra parte, nos encontramos con un correo de la directora de RRHH de Atento, indicando que no es posible la subsanación porque no hay unanimidad por parte de todos los sindicatos. Parece que CCOO y UGT continúan con su boicot al acuerdo, aunque esté firmado por ellxs. La gravedad del asunto es tal, que están impidiendo que trabajadorxs que han solicitado su reincorporación no hayan podido hacerlo y viceversa.

Todos los errores cometidos en el proceso son susceptibles de subsanación, como habíamos previsto antes de la firma del acuerdo. Nos parecería una irresponsabilidad y una desvergüenza por parte de CCOO-UGT una actitud de bloqueo si finalmente se negaran a firmar un escrito para trasladarlo a la Audiencia Nacional.

Por otro lado, tampoco vamos a permitir cualquier incumplimiento con respecto al acuerdo, como han sido las movilidades funcionales que han aplicado a algunxs trabajadorxs, por lo que hemos exigido a la empresa su cumplimiento íntegro, indicándole que en caso contrario tomaremos las medidas legales oportunas al respecto. Una vez más, comprobamos la “actitud” A Great Place to Work de una empresa con ganas de llegar a un acuerdo aunque no de cumplirlo.