lunes, 3 de marzo de 2014

¿Cómo te engaña Movistar?

Soy una de esas voces anónimas que atienden tu llamada cuando llamas a MoviStar con una voz melódica y la mejor de mis sonrisas.

Sé que llamas para que te ayude, pero a MoviStar y a mi empresa Extel o Atento no les importan tus problemas, sólo quieren que te venda algo. Sólo puedo dedicarte un máximo de 5 minutos, por lo tanto el motivo de tu llamada queda relegado a un segundo plano. No puedo ayudarte, aunque estés enfadado y tu impaciencia haga que me grites o que me insultes, no puedo implicarme en tu llamada ni en tu problema. 

Debo atenderte lo más rápido posible para poder venderte algo. Sólo prima la venta, vender, vender y vender. Aunque llames porque buscas un ahorro o para dar de baja un servicio, si intento resolver tu problema sin venderte nada, me amonestarán, me sancionarán e incluso me pueden despedir. Debo intentar venderte algo, aunque no lo necesites, es lo que quiere MoviStar.

Soy la que te da soporte cuando tienes una avería, la mayor parte de las veces tengo que adivinar lo que te pasa porque no funcionan las aplicaciones necesarias para solucionar tus problemas, mientras mi jefe me grita porque estoy tardando mucho en atenderte, así que en ocasiones tengo que atenderte peor de lo que me gustaría porque Movistar quiere que cuelgue la llamada para atender al siguiente cliente.

Lo siento, tenemos que hacerlo porque trabajamos para Extel y Atento,ambas subcontratas de MoviStar. Yo que no soy ni mileurista. Gano la mitad que un trabajador/a de MoviStar. Me obligan a mentirte diciendo que voy a hacer todo lo posible para ayudarte cuando lo único que les importa es que te venda un producto o que acabe rápido la llamada.

Soy acosado por Extel-Atento la empresa para la que trabajo, y por MoviStar, la empresa para la que pongo voz.

Soy la voz que aguanta la presión de los responsables. Me obligan a seguir un protocolo, por estúpido que resulte, sin recibir la formación necesaria para poder hacer bien mi trabajo. Atiendo servicios que ni si quiera conozco y no se ni de su existencia.

Sí, soy yo la voz que no se callará para que se sepa en qué condiciones se trabaja en Extel y Atento.

Sí, soy yo la voz que seguirá defendiendo mis derechos y les exigiré sus obligaciones.

ESA VOZ SOY YO!!!