martes, 27 de agosto de 2013

El sueldo medio de un joven en España es de 13.000 euros anuales

El proceso de transición a la vida adulta de muchxs jóvenes españolxs se ha visto truncado por la crisis económica. La falta de empleo y las condiciones precarias en las que se ven abocados a trabajar aquellxs que encuentran uno ha retrasado aun más la emancipación. Según el Observatorio de emancipación del Consejo de la Juventud de España, cerca del 80% de lxs jóvenes menores de 30 años vive con sus padres y madres. Las dificultades para acceder a una vivienda propia se explican por el alto nivel de desempleo, y por un sueldo medio que en caso de lxs jóvenes se sitúa en 13.659,52 euros anuales.

Para comprar una casa, éstos deben emplear más de la mitad de su sueldo (el 54,2%), y en el caso de optar por el alquiler, supone el 47,2% del salario. Por ello, es habitual que lxs jóvenes que deciden abandonar el hogar familiar opten por compartir piso. En el caso de los “hogares jóvenes”, como lo califica el informe del Observatorio, la suma de los ingresos hace que el porcentaje dedicado sufragar la vivienda baje: el 39,4% para la compra y el 34,4% para el alquiler.

A comienzos del 2013, el 40,2% de lxs jóvenes menores de 30 años eran inactivos, es decir, no participaban en el mercado laboral, en buena medida por seguir dedicándose a la formación. Entre la población activa de entre 16 y 29 años, el desempleo afectaba a cerca del 45%. A ello hay que añadir la alta tasa de temporalidad, la incidencia de la subocupación -trabajar un número de horas insuficiente en relación a sus necesidades-, y la sobrecualificación, pues cada vez es más habitual que lxs jóvenes trabajen en empleos por debajo de su preparación académica y profesional, actualmente el 53,9%.

El estudio destaca que los datos sobre la jornada laboral y el tiempo de permanencia en la empresa revelan cierta precariedad en el empleo de lxs menores de 30 años. A principios de este año, un 27,5% de lxs jóvenes tenían jornadas parciales, “lo que redunda en una merma de su capacidad adquisitiva”, señala el Observatorio. Cerca de un 60% de la población joven asalariada lleva menos de tres años en la empresa en la que trabaja.

La tasa de emancipación ha ido disminuyendo en los últimos años. En el primer trimestre del 2010, el 25% de lxs menores de 30 años se había emancipado, tres puntos más que ahora. En el caso de lxs menores de 25 años, tan solo el 7,2% está residiendo actualmente fuera de su hogar de origen, mientras un año atrás lo estaba el 9,7%.

La población joven inmigrante con menos de cinco años de residencia en España ha disminuido ostensiblemente. Actualmente representa el 4% de toda la población de 16 a 29 años, después de haberse reducido un 32,85% en el último año.

Fuente: La marea.com