jueves, 13 de noviembre de 2014

ERE de Atento: Balance de la Sentencia


En primer lugar, queremos resaltar la lucha de los trabajadores y trabajadoras de Atento. Sin ellxs nunca hubiera sido posible una victoria como esta. Desde el mismo momento en que se anunció, por parte de la empresa, esta salvaje medida, lxs trabajadorxs se organizaron y masivamente rechazaron este ERE sin causa. Nadie debe monopolizar esta victoria, que si es de alguien es de la clase trabajadora  organizada.

Desde CGT nos congratulamos de que la Audiencia Nacional haya entendido que este despido colectivo es nulo y lo haya tumbado, pero creemos importante resaltar varios aspectos de la sentencia que sin duda prueban lo que CGT ha venido manteniendo desde el primer día.

La sentencia confirma que hubo acuerdo en el período de consultas entre UGT, CCOO y FASGA. Cierto es que la sentencia se sorprende de las manifestaciones de alguno de los sindicatos firmantes el último día de la negociación – manifestaciones insólitas, llega a decir -, en las que lxs que llegaron al acuerdo afirmaron que no estaban conformes con la oferta. Ver para creer.

La sentencia abre la puerta a que las demandas individuales de lxs trabajadorxs consigan la nulidad porque se entiende que el criterio de absentismo aprobado por lxs firmantes del acuerdo puede llegar a ser discriminatorio. “Así pues, la aplicación como criterio de selección de la baja médica de larga duración no es necesariamente discriminatoria, pero sí puede serlo cuando afecte a trabajadores que sufran enfermedades de naturaleza estigmatizante o cuando afecte a trabajadores cuya situación pueda calificarse de discapacidad, aunque no sea definitiva.” Por tanto, aunque el ERE hubiera sido procedente, se podría haber seguido luchando por la nulidad en las demandas individuales. Esto lo dijo CGT y lo confirma la sentencia.

La sentencia, y esto es un hecho MUY RELEVANTE, dice que, si no hubiera habido acuerdo en el período de consultas ni referéndum, el ERE también hubiera sido nulo. Sin duda, esto desacredita toda la argumentación jurídica de UGT y de CCOO, que ratificaron un ERE sin causa diciendo que no era posible conseguir la nulidad en la Audiencia. Dice la sentencia: “Así pues, debemos reprochar fuertemente la actitud empresarial en esta materia, a tal punto que, si no se hubiera producido acuerdo en el período de consultas, la consecuencia inexorable sería la nulidad del despido por falta de aportación de la documentación pertinente”. Es decir, miente quien dice que se validan las causas porque es imposible encontrar causas cuando la empresa oculta información a los representantes de lxs trabajadorxs. Esto también da la razón CGT, los ERES sin acuerdo tienen  muchas más posibilidades de ser tumbados en los tribunales que los ERES con el aval de los sindicatos.

La Sala de lo Social de la Audiencia Nacional anula el ERE porque considera que el referéndum organizado por UGT, CCOO, FASGA y la empresa “no tenía las mínimas garantías democráticas”. La sentencia demuestra que no se entregó ni a CGT ni al resto de sindicatos que se oponían a los despidos ni el censo de votantes, ni la composición de las mesas electorales, ni el sistema de votación, ni se nos permitió participar en el proceso de votación, ni en el recuento de votos. La sentencia afirma que queda acreditada “una vulneración frontal del derecho a la libertad sindical, (…), puesto que se les impidió influir de modo efectivo en una decisión que afectaba a sus afiliados, así como el resto de trabajadores afectados, a quienes aspiraban legítimamente a representar.” Podemos adjetivar todo este proceso de muchas maneras, pero en esta ocasión la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional ha dejado muy claro qué clase de sindicatos y de empresa montaron esta patraña de referéndum.

Reiteramos, sin duda, y como explicábamos al principio, que la lucha de lxs trabajadorxs de Atento ha sido fundamental en esta victoria. Hasta tal punto esto es así que, si no hubiera sido gracias a la lucha organizada de lxs trabajadorxs, CCOO, UGT y FASGA hubieran firmado los despidos y probablemente hubieran ganado el juicio. (Hemos de recordar que el juicio lo han perdido tanto Atento como UGT, CCOO y FASGA, que fueron a juicio y estuvieron en contra de la demanda y a favor de la empresa.) Pero esta casta sindical, además de burocrática y desideologizada, es cobarde. Ellxs no se atrevieron a salir en la foto de la firma del ERE y chantajearon a más de 400 trabajadorxs que iban a ser despedidxs forzosamente a decidir, si querían ser indemnizadxs por 20 días por año trabajado o por 45. Evidentemente, ese referéndum estaba viciado de principio a fin y solo tenía la utilidad de lavar la cara a unxs burócratas sindicales que, si de verdad creían que tenían que firmar el ERE, lo podían haber hecho sin necesidad de buscar en unxs trabajadorxs que se encontraban en una situación límite, y que no tenían la información que tenían ellxs, la coartada para la firma.

Dejamos para el final el vergonzoso papel de los directivos y responsables de Atento. Produce bastante rechazo observar cómo una empresa que dice que tiene problemas económicos (lo cual es mentira) contratara un hotel de 5 estrellas (Meliá Barajas) durante toda la negociación y un equipo de cuatro gorilas que les protegían de lo que pudieran hacerles lxs trabajadorxs organizadxs o lxs sindicalistas comprometidos. También contrataron vigilantes de seguridad el día del referéndum para que impidieran ejercer los derechos constitucionales que avalan la libertad sindical. Este ERE es una trampa y estamos convencidos de que el fondo buitre Bain Capital (dueño de Atento) no se va a quedar conforme. En breve, volverá a la carga despreciando los derechos laborales, agrediendo la libertad sindical y precarizando los puestos de trabajo de lxs teleoperadorxs de Atento.  Desde aquí les decimos que nos van a tener enfrente a nosotrxs y al resto de trabajadorxs de Atento, que van a defender hasta las últimas consecuencias sus puestos de trabajo y sus condiciones laborales. Esto se llama lucha de clases y va