martes, 11 de febrero de 2014

Mi cuerpo es mío. La lucha continúa. 8F



La CGT Como organización libertaria no  podía faltar a la cita del día 08/02/2014, en rechazo de la reforma de la ley del aborto. En Madrid,   una manifestación multitudinaria de 10.000 personas, a pesar de la inclemencia del tiempo.


Es importante adquirir el compromiso de tomar la calle porque lo que pretende este gobierno ultraconservador es quitarnos a las mujeres la libertad de disponer de nuestros cuerpos.

No es la primera libertad que este gobierno nos quita en su corta legislatura.

La libertad de salir a la calle a expresar nuestro rechazo ante diferentes temas sociales. Una ley mordaza, típica de cualquier régimen autoritario.

La libertad de acceso a los bienes indispensables para vivir, sumiendo en la pobreza a millones de personas. Lanzándonos las colas del desempleo, a las colas de la caridad. Sin más derecho que el de extender una mano sumisa, con la esperanza de que en ella depositen un pan.

Este gobierno va eligiendo las libertades más básicas, aquellas que una vez suprimidas o limitadas nos incapacitan como personas.

Con esta reforma de la ley del aborto el gobierno pretende apropiarse de nuestros cuerpos. Convertirnos en “cosas”. Las cosas se tocan, se manosean, no es necesario mantener con respecto a ellas una distancia, ni pedir permiso para tocarlas, moverlas o transformarlas. Es lo que están haciendo con nuestro cuerpo, apropiándose de él. Negando que nos pertenece.

Tratan de entregarnos a la voluntad de “otros”. Una versión más del tráfico que se traen con las mujeres.

Apropiarse del cuerpo ajeno sin su permiso exige un acto de extrema violencia. Y por esa razón acuden a una ley de extrema violencia. Pero nadie cede su cuerpo sin resistencia.

Recorrimos la calle de San Bernardo hasta llegar a la Gran Vía, para finalizar en la plaza de Callao.

Mujeres y hombres de CGT,

luchando por un bien básico,

luchando por la libertad que nos hace personas.

María Cuervo

Grupo de Mujeres de CGT