miércoles, 30 de octubre de 2013

Amaya fue arropada ayer por numerosxs compañerxs

Unas 200 personas se concentraron ayer en la sede en Alcobendas (Madrid) del Grupo Konecta, la empresa de telemarketing que despidió a Amaya Muñoz, el viernes 25 de octubre por “absentismo” Recordamos que Amaya fue desahuciada de su casa el 11 de septiembre, y ese es el desencadenante de este “absentismo”.

En la concentración participaron varixs compañerxs de varias secciones sindicales de CGT del sector de telemarketing en Madrid, del Sindicato de Transportes de CGT de Madrid y de la Coordinadora de informática de CGT. También se movilizaron  compañerxs de la Asamblea de Vivienda de Madrid, la Asamblea Popular de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes y miembros de otras organizaciones sindicales como CNT y Solidaridad Obrera.
 
En la concentración se desplegaron tres pancartas frente al edificio en las que se podía leer “Amaya vs Konecta, readmisión o escrache”, “Si tocan a una nos tocan a todas” y “contra el paro, lucha obrera”. Veinte Policías Nacionales, apoyados por cuatro miembros de la Policía Municipal de Alcobendas, han protegido la entrada del Konecta, en el que aún quedaban teleoperadorxs trabajando.
 
En la concentración, aparte de exigir constantemente la readmisión de Amaya, se recordó que también en el día de ayer  se realizo una concentración en la sede del Grupo Santander en Valladolid por el mismo motivo.
 
Por último al final de la concentración se ha guardado un minuto de silencio en memoria de los seis mineros fallecidos ayer lunes en el Pozo Emilio del Valle. Acto seguido, cantamos el himno minero ‘En el pozo María Luisa’.
 
CGT ha exigido a Konecta que rectifique y que readmita inmediatamente a Amaya.  Hoy mismo les pediremos una respuesta, y en le caso de que no readmitan a nuestra compañera, estamos preparando nuevas movilizaciones de las que informaremos próximamente.