jueves, 6 de septiembre de 2018

ATENTO NOS USA COMO BANCO DE PRUEBAS



El pasado día 29 de agosto Atento se debió cansar de esperar el informe de la empresa, que estaba analizando la zona donde se produjo la intoxicación y optó por una solución muy “atentera”, trasladar a un grupo de compañerxs para experimentar con ellxs y que arriesguen su salud para comprobar si sigue habiendo gas en la zona.
La empresa no se está tomando nuestra salud tan seriamente como debería, pues cuando hemos recibido la notificación de la vuelta a la zona Repsol, la jefa de RRHH María García-Trevijano se refiere a la intoxicación que sufrimos como “supuesto olor a gas”. ¿Cerca de una veintena de afectadxs y la empresa habla de “supuesto”?, no es serio.

Días después de que estuvieran de nuevo allí trabajando, nos reunió la empresa asegurándonos que el informe llegaría el mismo lunes (3 de septiembre) y a día de hoy sigue sin aparecer. Y lo más grave, Atento ha manifestado que no puede dar ninguna garantía de que no vuelva a ocurrir.

La CGT ya ha manifestado su disconformidad con este traslado a la “zona cero” mientras no se averigüe el origen y la causa real de la intoxicación sufrida, pero aún así nos trasladan porque priman sus beneficios sobre nuestra integridad.

La prevención y la seguridad y salud en el trabajo es una asignatura pendiente de Atento. Y no podemos ser lxs trabajadorxs quienes nos expongamos de nuevo a más riesgos por el capricho de la empresa. Queremos trabajar con todas las garantías que exige la ley hasta conocer los resultados de la famosa investigación.

Lo hemos dejado claro muchas veces y no pararemos de repetirlo...

¡NUESTRA SALUD ES LO MÁS IMPORTANTE!