martes, 7 de noviembre de 2017


SECCIÓN ESTATAL ATENTO
cgtatentosea@gmail.com


6 de noviembre de 2017

ATENTO: APUNTA Y DISPARA
VUELVEN LOS FRANCOTIRADORES


En los últimos días Atento ha vuelto a las andadas despidiendo mezquina y fulminantemente a varixs compañerxs que se encontraban de baja médica. Despidos además injustificables, al echar a la calle por bajo rendimiento a trabajadorxs enfermxs o mentir al acusarlxs de entregar fuera de plazo los partes de baja. Y no podríamos asegurar que mientras redactamos este comunicado o mientras lo estás leyendo se estén produciendo más, porque de estos despidos nos estamos enterando por lxs propixs afectadxs. Es inconcebible que os tengamos que pedir colaboración, pero es así: si sabéis de más atrocidades de Atento comunicádnoslo y actuaremos en consecuencia.

Por si no les llegase con despedir a trabajadorxs enfermxs también están sancionando salvajemente y sin previo aviso (con hasta 11 días de empleo y sueldo) a compañerxs por retrasos puntuales en los fichajes. Deben de estar muy ocupados contando los céntimos que nos descuentan en la nómina por ello, ya que en el momento que se producen las faltas de puntualidad la empresa no avisa ni verbalmente ni por escrito. Pero ya no les parece suficiente el llenar sus sucios bolsillos sin fondo de manera carroñera y ruin, que además nos sancionan y nos mandan para casa a robarnos unos euros más. Como con los despreciables despidos, no dudéis en informarnos de cualquier medida disciplinaria que os impongan para poder defendernos de sus abusos.

Atento apunta y dispara otra vez con el ánimo de sembrar el miedo, el desasosiego, la incertidumbre; parecen disfrutar sacando pecho a base de palos gratuitos, obstinándose en propagar entre nosotrxs la sensación de estar a merced de sus despreciables y caprichosas agresiones contra nuestra dignidad y nuestra salud. Pues bien: no les demos el capricho. Hagámosles frente, con serenidad, convicción y firmeza. Defendamos nuestra dignidad y hagámonos respetar; demostrémosles y demostrémosnos que la entereza y la lucha son nuestras armas. Y que la única salida contra sus tropelías es seguir luchando y no la puerta de atrás agachando la oreja, como pretenden inculcarnos.


CONTRA SUS TROPELÍAS
¡LA LUCHA SIRVE!